Trazado y Despliegue del Cuadro de Logia en el R:. E:. A:. A:.





Autor: Frater Levithian

Uno de los Símbolos que tiene verdadera preponderancia a la hora de la investigación en el Grado de Aprendiz Masón en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, bajo el Ritual Tradicional Formulado, es sin duda el Cuadro de Logia.

Existen algunas teorías interesantes acerca de los orígenes de los del Cuadro de Logia, conocido en inglés como Tracing Board y en francés como Tableau de Loge. El H:. francés Roger Dachez, reconocido por su investigación a nivel académico sobre Masonería, en su trabajo de investigación llamado “Tracer le Tableau de Loge?”, (¿Trazado del Cuadro de Logia?) nos relata que “su verdadero origen es muy difícil de determinar, como muchos de los símbolos Masónicos, puesto que las referencias más abundantes al respecto de esta iconografía, aparece a mediados y fines de los años de 1730 y los inicios de 1740, siendo estos desconocidos e inexistentes en los textos Normativos, Divulgativos y Catecismos Escoceses de entre 1696 y 1715”.

Desde un punto de vista Operativo, se pretende que el Cuadro de Logia era la evolución moderna de las Tablas, Caballetes o soportes medievales en la que el Maestro de Obra trabajaba sus planes de construcción. Por otro lados, el H:. R. Meekren, en el volumen de A.Q.C. No. 61 escrito en 1948, presenta una teoría más interesante sobre los orígenes del Tracing Board: “Si tomamos la insistente y universal tradición entre los Masones que las logias -en algún momento impreciso en el pasado lejano- se formaron al aire libre, en lo alto de una montaña o en algún valle profundo (…) el trazado que delimitaba el espacio de dicha reunión al aire libre, puede haber sido convertido a la forma de la Logia sobre el Tracing Board”.

Lo que sí sabemos a ciencia cierta es que, a partir de 1740 en Francia y en Inglaterra, la documentación sobre el Cuadro de Logia es abundante, extensa y sobre todo diferente en cada Rito en que se practique su forma de ser presentado en la Logia.

cuadro de logia

Trazado del Cuadro de Logia o Plancha a Trazar sobre la Plancha de Trazar

El Trazado del Cuadro de Logia, conocido también como la «Plancha a Trazar» es y ha sido, una Tradición fundamental que tiene sus orígenes desde los Antiguos Masones Operativos. La prerrogativa fue exclusiva para los Maestros, quienes realizaban los trazos del Plano de la Obra, con tiza, carbón o yeso en el suelo y posteriormente de mejor elaboración; sobre Tableros de Pizarra o Caballetes, con la finalidad que las tareas en la Obra sean correctamente expresadas en una Matriz de Logia Primordial o Celeste.

El Trazado del Cuadro de Logia constituye un elemento indispensable para la Apertura y el desarrollo ritualístico de los Trabajos del R:. E:. A:. A:., ya que su presencia establece la Influxus Spiritualis (Influencia Espiritual) de los símbolos del Ars Regia (Arte Real), Ars Tectonic (Arte Tectónico) y del Ars Sacerdotalis (Arte Sacerdotal) allí expresados; estableciendo el Spatium Sacrum (Espacio Sagrado) mediante el Logos (Verbo Manifiesto) de la Architecturae Sacrae (Arquitectura Sagrada) y despertando en los Hermanos congregados, la idea del Simbolismo Constructivo del Ser Humano en un lenguaje cifrado (criptográfico).

El Trazado del Cuadro de Logia en el cuadrado de Occidente renueva y recuerda el simbolismo fundamental en cuanto a la instrucción en el Sendero Iniciático para cada uno de los Tres Grados Azules o «Simbólicos».

Su colocación central en el cuadrado de Occidente, reproduce los principales símbolos que deben decorar el Taller de Aprendiz (Aprendiz Entrado), el Colegio de Compañero (Compañero de Oficio) y la Cámara de Maestros (Cámara del Medio de Maestro Masón).

El Hermano Experto da de todos los Hermanos., para lo cual, deberá hincar la rodilla derecha y con una tiza de color blanco, realizar el número de trazos pertinentes según el Grado, en el fondo de color negro de la Plancha de Trazar.

cuadro de logia

Despliegue del Cuadro de Logia

Análogamente al trazado del Cuadro de Logia de la Masonería de Tradición Operativa, existe el uso de gravados en tela y cuadros o tablas de Logia impresos, que son desplegables en la Tradición Especulativa. Según afirma el Hermano Yasha Beresiner  en su Masonic Tracing Boards (Tablas de Trazar Masónicas), los primeros y más importante ocho grabados son los conocidos firmados por el alemán Reigens, cuyo nombre figura en el vértice de los mismos y que fueron publicados por primera vez en 1746. Estos, fueron atribuidos erróneamente en el Assemblée de nouveaux Franc-Maçons (Nueva asamblea de los Franc-Masones) al autor francés anti-masón Louis Travenol, quien fue mejor conocido por su seudónimo de Leonard Gabanon. Estos grabados, son las primeras representaciones artísticas disponibles que muestran la posición del Modelo Ideal del Templo Masónico en el centro del mismo. En ellos, se muestran a Hermanos con mandiles y con sombreros, de pie y alrededor de una tela gravada decorada con numerosos Símbolos Masónicos.

Estas ilustraciones artísticas suelen explicar los aspectos de nuestros Rituales, que no fueron conservados por palabra escrita, sino más bien transmitidos de forma oral, gráfica y directa. Muchos de los primeros dibujos grabados sobre tela o sobre la Plancha de Trazar, fueron realizados siempre por el Tiler o Tyler. La palabra Tiler proviene del francés tailleur «cortador» y en consecuencia se lo llama Tuilleur en francés y Tyler o Tiler en inglés. En latín tegere «tejador», significa en el Oficio del Arte Operativo; el Hermano artesano que recubre con tejas y cierra la construcción, ocultando el interior y siendo el guardián del mismo. Es en la Masonería Especulativa, lo que conocemos como el Hermano Cubridor o Guarda Templo.

Sobre el Despliegue del Cuadro de Logia, el mismo Hermano Beresiner de la Logia de Investigación A.Q.C. 20176 de Londres dice: «Los primitivos dibujos de piso elaborados por el Tyler (G:. T:.) dejaban mucho que desear. Entre la mala calidad de los emblemas preparados, y la total confianza en el talento e inclinación del Tyler (G:. T:.), los Hermanos contemporáneos empezaron a temer que los extraños pudieran reconstruir los detalles de los dibujos borrados. Esto llevó a los primeros trazados en tela con la delimitación de dibujos de símbolos y emblemas».

En el 1725 una Divulgación Masónica anónima titulada: “Diálogo entre Simón y Felipe”, se hace referencia a la utilización de Cuadros de Logia trazados con materiales distintos del paño: los dibujos de suelo se describen como «emblemas de plata o estaño fino muy delgado ubicados en la posición de la Logia». De aquí la idea de utilizar en el piso, unas telas más duraderas, en lugar de los simples dibujos sobre el suelo o grabaciones de estaño. Ahora, los emblemas estaban permanentemente basados en tela con más arte que el que un Tyler (G:. T:.) podría haber sido capaz de lograr. En cada reunión el Cuadro de Logia estampado en tela sobre el piso, era desenrollado ante el sitial del Venerable Maestro y al final se lo guardaba.

Varias disertaciones se ilustraron con cuadros franceses, que muestran el plano del Templo de la Logia, que están decoradas a menudo con una multitud de emblemas y símbolos. Estos grabados en tela son derivados de las prácticas en cuanto Usos y Costumbres de las Logias francesas del momento, además de ser la fuente para las Cuadros que le siguieron más tarde en evolución.

cuadro de logia

Conclusiones

Durante el Rito de Apertura de los Trabajos, el Hermano Experto traza o extiende en el centro del Templo el llamado «Cuadro de Logia», exactamente en medio del tapiz cuadrangular del Pavimento de Mosaicos de proporciones 3-4-5 y delimitado por los Tres Pilares del Templo (Tres Luces Menores) Sabiduría, Fuerza y Belleza. A su vez, la Clausura de los Trabajos se produce instantes después de que el Cuadro de Logia es borrado o recogido.

El acto ritualístico del Trazado o Despliegue del Cuadro de Logia constituye esencialmente la sacralización del Templo en el Ritual de cada uno de los Grados Azules llamados «Simbólicos». Constituye el tercer plano; el material, a ejecutarse y el primero en ser removido.

El Cuadro de Logia también es conocida como la Plancha a Trazar cuando el Hermano Experto que es un Maestro Masón, traza los elementos simbólicos de estudio e investigación del simbolismo esencial para cada Grado.

El Cuadro de Logia recoge una síntesis visual de formas geométricas que se impregna en la memoria del Masón, lo cual hace que el proceso de reconocimiento de los elementos simbólicos sea cada vez más efectivo hacia el interior.

La enseñanza Iniciática recoge el conjunto de símbolos que enmarcados en un Espacio Sacralizado forma una verdadera transmisión de una Influencia Espiritual; recordando que cada símbolo dentro de este gran emblema tiene un dual aspecto de instrucción, Moral y Espiritual.


Bibliografía

33@33grados.net