Palabras – Significado – Masonería Roja (parte 1)





Grado 4 – Maestro Secreto

Palabra de pase: Ziza זִיזָא (a veces Zizón). Significado: Resplandeciente, es decir que despide rayos de luz. Según Jean-Marie Ragon significa “esplendor”.

Nota: El Resplandor puede ser de dos formas: con luz propia (como hacen el sol o las estrellas) o por luz reflejada (como hacen la luna o el agua). Esta diferencia establece dos vías distintas: una solar y la otra lunar. En Génesis 1:16 leemos: “Dios hizo dos grandes luces: la más grande para que gobernara el día, y la más pequeña para que gobernara la noche” y estas dos luces nos guían por el Sendero Iniciático.

En ocasiones se les llama “Luz Menor” y “Luz Mayor”. La primera rige la fase inicial de la Gran Obra (Minor Opus: nigredo y albedo) y la otra la fase final (Magnus Opus: citrinitas y rubedo). Ambas son importantes para diferentes etapas del proceso. En un primer momento la luz será “indirecta” (lunar) y después “directa” (solar) del mismo modo que los esoteristas hablan de una “Iniciación virtual” y una “Iniciación efectiva”.

Esta diferenciación también puede apreciarse en la llave de marfil de este grado (blanca, lunar) y la llave de oro del grado 7º (áurea, solar), las cuales abren las puertas de los Misterios Menores y de los Misterios Mayores.

Así como es arriba es abajo. Y el comprender esta frase, entenderemos también que así como la luna y el sol resplandecen en lo alto, nosotros también tenemos la posibilidad de resplandecer aquí en nuestro plano. ¿Y quién puede brillar en nosotros? El Alma, cuyos rayos luminosos se filtran a través de los poros del cuerpo para poder exteriorizar su luz a través de la plasmación consciente de todo lo luminoso: lo Bueno, lo Bello, lo Justo y lo Verdadero. Así como es adentro es afuera. De este modo -y a través de cada uno de nosotros- la Luz termina prevaleciendo: Arriba, Abajo, Adentro y Afuera. 

Ziza como personaje bíblico: “Y Ziza hijo de Sifi, hijo de Alón, hijo de Jedaías, hijo de Simri, hijo de Semaías”. (1 Crónicas 4:37)

sol y luna

Palabras sagradas: Yod י  Adonai אֲדֹנָי  Ivah יו  Significados: Yod o Yud es la décima letra del alfabeto hebreo y la primera del nombre sagrado de YHVH. Adonai es uno de las denominaciones hebreas para referirse a la divinidad como Señor (“mi Gran Señor”). Ivah es una contracción de Jehová, el nombre inefable, uno de los misterios del interior del Templo de Salomón.

Más allá del rico simbolismo de cada una de las palabras, debemos advertir que todas ellas hacen referencia a lo mismo: la Divinidad observada desde diferentes ángulos.





Grado 5 – Maestro Perfecto

Palabra de pase: Acacia [άκακία] – Significado: En la Masonería, la Acacia representa la inmortalidad y en vinculación a la leyenda de Hiram Abiff nos recuerda que “la vida se levanta de la tumba” o “mors vitae initium” (“La muerte es el inicio de la vida”).

Esta planta encierra el sentido más profundo de la  Iniciación  en  los  misterios. Tal vez por esto, Lavagnini asegure que “el conocimiento de la acacia restablece en nosotros la inocencia edénica y nos reintegra a un estado de pureza e incorruptibilidad. Así alcanzamos el derecho de acercarnos nuevamente al Árbol de la Vida”. 

“Conocer la acacia” es, pues, conocer el misterio de la muerte y resurrección, y esto se logra por la experiencia directa, por la Metanoia, y no por el uso de la razón. En otras palabras, el conocimiento iniciático es siempre supra-racional y está ligado a lo que Vale Amesti llamaba captación intuitiva (*). 

Siendo así, la acacia no puede conocerse leyendo libros de simbolismo ni mediante la mera participación en ceremonias y rituales. Claro que no. La acacia únicamente puede ser conocida  por “los hijos de la putrefacción”, por aquellos que verdaderamente hayan muerto y resucitado. 

(*) Captación intuitiva: “El conocimiento secreto es diferente del conocimiento que se discute. El esoterismo es para las personas con captación intuitiva. (…) Cuando se hace referencia a ciertos argumentos supra-racionales por medio de expresiones dirigidas al Intelecto, lo que se intenta es provocar en el Neófito un súbito reflejo intuitivo de la Verdad. La intuición se manifiesta bajo una forma de inspiración de facetas diversas: ideas que llegan súbitamente, voces interiores o visiones, todas ellas simbólicas, porque el simbolismo es el lenguaje del Alma”. (Vale Amesti, Fermín: “El retorno de Henoch o la Masonería Primigenia”)

La Acacia en la Biblia: Con esta planta los antiguos judíos construyeron el Tabernáculo del desierto, el Arca de la Alianza (Éxodo 25:10; 37:1), la mesa de los panes de proposición (Éxodo 25:23; 37:10), y el resto de los adornos sagrados. 

acacia de hiram

 

Palabra sagrada: Jehová. Significado: Jehová es una adaptación latina de la palabra hebrea יְהֹוָה, es decir una vocalización del sagrado Tetragramaton (Iod-He-Vau-He: YHWH). Este es el nombre inefable de la divinidad judía.

Nota: Dado el respeto que los judíos tenían a Jehová, su nombre era pronunciado solamente una vez al año por el sumo sacerdote en la fiesta de expiación. En los textos antiguos de la tradición judía, escritos  solamente con las consonantes, cuando el lector veía la palabra “YHVH” no podía pronunciar “Jehová” (Yahveh) sino que estaba obligado a vocalizar “Adonai” (mi Señor).

tetragramaton

El nombre revelado a Moisés frente a la zarza ardiente: Y respondió Dios a Moisés: Yo soy el que Soy. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: Yo Soy me envió a vosotros.  Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos”. (Éxodo 3:14-15)

Moisés ante la zarza ardiente

Moisés ante la zarza ardiente

33@33grados.net