Grado 2 – Compañero

Primera Clase – Grado 2º – Segundo de la Logia Simbólica


compañero mason

Eje simbólico: Búsqueda de la Sabiduría.

Palabra de pase: Schibboleth.

Palabra sagrada: Jakin.

Edad simbólica: Cinco años.

Marcha: Estando al orden hacer los tres pasos de Aprendiz y a continuación de esto el signo de este grado, añadiendo después dos pasos más diagonales uno hacia la izquierda y el otro hacia la derecha, partiendo del pie respectivo

Orden: Se hace en dos movimientos simultáneos. Primero: Llevarse la mano derecha sobre el corazón, con los dedos arqueados, como en ademán de tomarlo. Segundo: Levantar el antebrazo izquierdo con la mano abierta, los dedos unidos y la palma hacia fuera a la altura de la oreja, cuidando que el brazo y el codo permanezcan pegados al cuerpo. 

Signo: Pectoral o de reconocimiento: Estando al orden, retirar horizontalmente la mano hacia el lado izquierdo, haciendo ademan de arrancarse el corazón, dejándola caer verticalmente a lo largo del cuerpo. Al mismo tiempo se baja la mano izquierda, dejándola caer a lo largo del cuerpo.

Toques: Tomarse mutuamente la mano derecha como en el grado de Aprendiz; dar cinco golpes con el pulgar sobre la primera falange del medio; dejar correr el pulgar entre las falanges del medio y del anular, preguntando: “¿Qué quiere decir esto?”. El interrogado contesta: “¿Que pedís la palabra de pase?”. “Dádmela”. El otro se acerca al oído y la pronuncia en la forma que debe hacerse. Después apoya este el pulgar sobre la primera falange del medio, con lo que se significa que a su vez pide la palabra sagrada.

Batería: !!! – !!

Meditación: Los cinco viajes simbólicos del Compañero.

Decoración de la logia: Como el primer grado, con las siguientes variantes: al Oriente debajo del dosel, brilla la estrella flamígera con la letra G en el centro, en sustitución del Delta. Junto a las gradas del trono, hay una mesa cubierta con un tapete rojo con franjas de plata, llamada altar del trabajo, sobre la que se colocan una regla, un mazo, un escoplo, un buril, una palanca, un compás, una escuadra y dos esferas, una terrestre y la otra celeste. Alrededor de este altar, se colocan los candelabros que sostienen las cinco luces simbólicas que prescribe el ritual. Junto al segundo Vigilante se destaca la piedra bruta y junto al primero la piedra cúbica.

Alrededor del templo se colocan cuatro postes o caballetes con unos carteles escritos; uno al Oeste, otro al Mediodía, y los otros dos al Este y al Norte respectivamente. El cartel del primero contiene el nombre de los cinco sentidos; el segundo, el de los cinco órdenes de Arquitectura; el tercero, el de las cinco artes liberales, y el cuarto el de los cinco grandes filósofos beneméritos de la Humanidad: Solón, Sócrates, Licurgo, Pitagoras e Inri.

compañero mason

Horas de Trabajo: Del mediodía a la medianoche.

Hábito o vestidura: Traje ordinario.

Mandil: El de Aprendiz con la baveta baja.

Guantes: Blancos.

compañero mason


Catecismo

P. — ¿Sois compañero?

R.— Lo soy, y podéis examinarme.

P. — ¿En dónde habéis sido recibido compañero?

R.— En una L.·. regular de compañeros.

P. — ¿En qué estado os encontrabais después de preparado?

R.— Ni desnudo, ni vestido, con los pies medio descalzos y privado de todos los metales. En este estado me condujo un H.·. a la puerta de la L.·.

P. — ¿Cómo fuisteis admitido?

R.— Por tres grandes golpes.

P. — ¿Qué se os preguntó?

R.— Quién era.

P. — ¿Qué contestasteis?

R.— Un aprendiz que ha cumplido su tiempo y pide pasar de la perpendicular al nivel.

P. — ¿Por qué aspirabais a tan señalado favor?

R.— Porque he nacido libre y soy de buenas costumbres.

P. — ¿Qué se os dijo entonces?

R.— Que entrara.

P. — ¿Qué hizo después el Ven.·. Maest.·.?

R.— Me hizo dar los cinco viajes de costumbre.

P. — ¿Qué se os dijo en seguida?

R.— Que prestara mi obligación.

P. — Después de prestada la obligación, ¿qué se os enseñó?

R.— El signo de Comp.·.

P. — ¿En dónde habéis trabajado después de ser admitido en este grado?

R.— En la construcción del templo de Salomón.

P. — ¿En dónde habéis recibido vuestro salario?

R.— En la columna J.·.

P. — ¿Qué habéis visto al llegar a esta columna?

R.— Un vigilante.

P. — ¿Por dónde os habéis dirigido a la columna J.·.?

R.— Por el pórtico del atrio.

P. — ¿Visteis allí algún objeto notable?

R.— Sí, Ven.·. Maest.·. ; dos hermosas columnas de bronce.

P. — ¿Cuál es el nombre de estas columnas?

R.— B.·. y J.·.

P. — ¿Qué alturas tenían estas columnas?

R. — Veinticinco pies cúbicos, con un capitel, cada una, de cinco pies, que hacen treinta pies de altura.

P. — ¿Qué formaba el adorno de los capiteles?

R.— Granados y lirios.

P. — ¿Eran sólidas las columnas?

R.— Sí, Ven.·. Maest.·.

P. — ¿Cuál era el diámetro de su cubierta exterior?

R.— Cuatro pulgadas.

P. — ¿En qué lugar fueron fundidas?

R.— En un llano cerca del Jordán, de una tierra arcillosa, entre Lucot y Lartan, en que también lo fueron los vasos de Salomón.

P. — ¿Quién las fundió?

R.— Hiram, Arq.·. del Templo.

compañero mason

compañero mason

Siguiente grado: Maestro

33@33grados.net