Grado 14 – Gran Escocés de la Bóveda Real

Cuarta Clase – Grado 14º – Undécimo Capitular


grado 14 de la masoneria

El argumento de este grado Deísta Judío es continuación del interior. La ceremonia está consagrada a la revelación del nombre de Dios, pronunciado por Dios mismo, cuando se apareció á Moisés en la zarza encendida y fue interrogado por éste.

Eje simbólico: Moisés y la zarza ardiente

Palabras de pase: Primera: Schi Bo-Leth, Segunda: El Hhanam, Tercera (gran palabra): Beah-Magueh.

Palabra sagrada: Jehovah

Palabras veladas: Jabulom, Machobim, Adonai.

Gran palabra: Schalal-Schllom-Abi.

Edad simbólica: 7 veces 7 años.

Marcha: Nueve pasos; ocho precipitados y uno lento.

Orden: Ponerse la mano derecha abierta, los dedos cerrados, con la palma hacia abajo, y el pulgar separado a la izquierda, tocando el vientre con el pulgar.

Signos: Primero — Llamado “del juramento”: Colocar la mano derecha abierta, con la palma hacia abajo y el pulgar extendido formando escuadra, hacia el lado izquierdo del vientre (es el signo de orden) y retirarla horizontalmente con viveza hacia la derecha, dejándola caer verticalmente a lo largo del muslo de este lado. Segundo — Llamado “del fuego”. Llevarse la mano derecha abierta, con la palma hacia afuera, delante de la faz, como para resguardarse del calor y del brillo intenso de una hoguera. Tercero — Llamado” de Admiración y de Silencio”. Levantar las manos abiertas en alto mirando al cielo e inclinando la cabeza hacia el hombro izquierdo y ponerse luego los dedos índice y pulgar de la mano derecha sobre los labios.

Toques: Primero — Tomarse mutuamente la mano derecha y volverla tres veces de arriba a abajo y viceversa, diciendo a cada vuelta, el uno BERITH, contestando el otro NEDER y los dos juntos a un mismo tiempo, SCHELEMOTH. Segundo — Tomarse las manos derechas formando la garra de Maestro. Después uno de los hermanos pregunta: ¿Pasáis más allá? A lo que el otro contesta avanzando la mano, primero basta el antebrazo, y después hasta el codo del interlocutor. Después se colocan mutuamente la mano izquierda sobre el hombro derecho uno del otro, avanzando cada uno el pie derecho hasta cruzarlo con el izquierdo del otro y balanceándose ligeramente hacia delante y atrás, por tres veces consecutivas. Tercero — Tomarse recíprocamente la mano derecha y poner la izquierda a la espalda sobre el hombro del hermano, en actitud de atraerse mutuamente para abrazarse.

Batería: !!! — ! ! ! ! ! — ! ! ! ! ! ! ! — ! ! ! ! ! ! ! ! ! 

Meditación: Conciencia del “Yo soy”. Meditación complementaria:Virtus junxit, mors non separavit” (La virtud une lo que la muerte no puede separar).

 

Decoración de la logia: Los talleres de este grado se denominan “Logias de perfección”. La Logia figura un subterráneo abovedado, decorado con tapicería de color de fuego y con columnas blancas. El recinto se halla iluminado por 24 luces distribuidas en 4 grupos: uno de 9 situado al Oriente delante del trono; otro de 7 al Sur; dos de 5 al Oeste, delante del primer Vigilante y 3 delante del segundo. 

Delante del trono hay emplazadas dos columnas doradas y rodeadas de una guirnalda de flores que asciende desde la base al capitel. Entre estas columnas se levanta un pedestal triangular, de alabastro, sobrepujado con la piedra cúbica. En la cara superior de ésta se halla esculpido el nombre inefable, sobre una placa de oro, incrustada de pedrería. Alrededor se leen los 9 nombres de Dios del Real Arco. Se ven además: el altar de los sacrificios y el de los perfumes; la mesa de los panes de proposición y el gran candelabro de siete brazos.

grado 14 de la masoneria

Horas de Trabajo: Del mediodía a la medianoche.

Hábito o vestidura: Traje usual.

Mandil: Blanco, forrado de rojo y ribeteado de azul, con una cenefa de flores alrededor. En el medio, se pinta o borda una piedra cúbica, en el centro de la cual, se halla incrustado un anillo o argolla de hierro.

grado 14 de la masoneria

Banda: De color rojo carmesí, formando collar o pectoral. En el aspa de la derecha, lleva bordada de verde, una rama de acacia; en la izquierda, la estrella de cinco puntas
con el Tetragrammaton.

Joya: Un compás coronado, abierto sobre un cuarto de círculo, teniendo entre los brazos una medalla, representando de un lado el sol y del otro la estrella flamígera con
una G en el centro. Sobre el cuadrante de círculo se hallan esculpidas las cifras 3, 5, 7 y 9.

Anillo: Una alianza con estas palabras grabadas en su interior. Virius junxit, mors non separavit. (La virtud une lo que la muerte no puede separar).

Guantes: blancos.

La zarza ardiente

La zarza ardiente


Catecismo

P.— ¿Sois Escocés?

R.— Sí, soy Gran Elegido Perfecto Masón.

P.— ¿En dónde fuisteis recibido?

R.— Debajo de la bóveda sagrada.

P.— ¿Por dónde pasasteis?

R.— Por un largo corredor.

P.— ¿Qué quiere decir el primer toque?

R.—La estrecha unión que existe entre los Elegidos Perfectos; la primera palabra recuerda la alianza que se tiene jurada; la segunda la promesa que se han hecho mutuamente, y la tercera la perfección, que es el objeto de sus trabajos.

P.— ¿Qué significa la primera palabra velada?

R.— Elegido Perfecto; amigo escogido.

P.—¿Por qué se pronuncia en tres tiempos la primera palabra de pase?

R.—Para probar que nunca se sabrán tomar bastantes precauciones.

P.— ¿Qué significa el segundo signo?

R.— La impresión que produjo a Moisés el resplandor de la zarza encendida y los esfuerzos que hizo para resistir el espanto de que se sintió sobrecogido al oír el nombre de Dios pronunciado por Dios mismo.

P.— ¿Qué significa el segundo toque?

R.— Las precauciones que se deben tomar cuando se trata de reconocer a alguien como a Gran Elegido Perfecto.

P.— ¿Qué significa la segunda palabra velada?

R.— Silencio y respeto.

P.— ¿Qué significa la segunda palabra de pase?

R.— Misericordia de Dios.

P.— ¿Qué significa el tercer signo?

R. — El respeto y la discreción.

P.— ¿Qué significa el tercer toque?

R.— La desconfianza que debe tenerse de los falsos hermanos; la obligación de resistir a los profanos, y la satisfacción que se experimenta al encontrar un buen hermano.

P.—¿Qué significa la tercera palabra velada?

R.— Esta palabra fue escogida por los hebreos para invocar al Eterno, después que Moisés les prohibió que pronunciaran el santo nombre de Dios.

P.— ¿Qué interpretación tiene?

R.— ¡Vos sois el único eterno!

P.— ¿Qué significa la gran palabra de pase?

R.— ¡Alabado sea Dios! ¡Ya lo hemos encontrado! Significa también que se ha dado con el asesino en la caverna.

P.— ¿Qué habríais hecho con los asesinos de nuestro Respetable Maestro Hiram, si hubieseis vivido en aquel tiempo? ¿Habríais vengado su muerte?

R.—Hubiera hecho lo mismo que hizo Joaben.

grado 14 de la masoneria


Citas bíblicas del grado

Y Moisés apacentaba el rebaño de Jetro su suegro, sacerdote de Madián; y condujo el rebaño hacia el lado occidental del desierto, y llegó a Horeb, el monte de Dios. Y se le apareció el ángel del Señor en una llama de fuego, en medio de una zarza; y Moisés miró, y he aquí, la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía. Entonces dijo Moisés: Me acercaré ahora para ver esta maravilla: por qué la zarza no se quema. Cuando el Señor vio que él se acercaba para mirar, Dios lo llamó de en medio de la zarza, y dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí. Entonces El dijo: No te acerques aquí; quítate las sandalias de los pies, porque el lugar donde estás parado es tierra santa. Y añadió: Yo soy el Dios de tu padre, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tenía temor de mirar a Dios.

Y el Señor dijo: Ciertamente he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he escuchado su clamor a causa de sus capataces, pues estoy consciente de sus sufrimientos. Y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y para sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y espaciosa, a una tierra que mana leche y miel, al lugar de los cananeos, de los hititas, de los amorreos, de los ferezeos, de los heveos y de los jebuseos. Y ahora, he aquí, el clamor de los hijos de Israel ha llegado hasta mí, y además he visto la opresión con que los egipcios los oprimen. Ahora pues, ven y te enviaré a Faraón, para que saques a mi pueblo, los hijos de Israel, de Egipto. Pero Moisés dijo a Dios: ¿Quién soy yo para ir a Faraón, y sacar a los hijos de Israel de Egipto? Y El dijo: Ciertamente yo estaré contigo, y la señal para ti de que soy yo el que te ha enviado será ésta: cuando hayas sacado al pueblo de Egipto adoraréis a Dios en este monte.

Entonces dijo Moisés a Dios: He aquí, si voy a los hijos de Israel, y les digo: “El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros,” tal vez me digan: “¿Cuál es su nombre?”, ¿qué les responderé? Y dijo Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y añadió: Así dirás a los hijos de Israel: “YO SOY me ha enviado a vosotros.” Dijo además Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: “El Señor, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros.” Este es mi nombre para siempre, y con él se hará memoria de mí de generación en generación.

Ve y reúne a los ancianos de Israel, y diles: “El Señor, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, se me ha aparecido, diciendo: ‘Ciertamente os he visitado y he visto lo que se os ha hecho en Egipto. ‘Y he dicho: Os sacaré de la aflicción de Egipto a la tierra del cananeo, del hitita, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo, a una tierra que mana leche y miel.’” Y ellos escucharán tu voz; y tú irás con los ancianos de Israel al rey de Egipto, y le diréis: “El Señor, el Dios de los hebreos, nos ha salido al encuentro. Ahora pues, permite que vayamos tres días de camino al desierto para ofrecer sacrificios al Señor nuestro Dios.” Pero yo sé que el rey de Egipto no os dejará ir, si no es por la fuerza. Pero yo extenderé mi mano y heriré a Egipto con todos los prodigios que haré en medio de él, y después de esto, os dejará ir. Y daré a este pueblo gracia ante los ojos de los egipcios; y sucederá que cuando os vayáis, no os iréis con las manos vacías, sino que cada mujer pedirá a su vecina y a la que vive en su casa objetos de plata, objetos de oro y vestidos; y los pondréis sobre vuestros hijos y sobre vuestras hijas. Así despojaréis a los egipcios”. (Éxodo 3)


Siguiente grado: Caballero de Oriente

33@33grados.net